¿Problemas de liquidez en tu empresa?

Fecha: f 13, 20

Autor: user

Categorías: Uncategorized Etiquetas:

La liquidez es un factor esencial para el funcionamiento de cualquier empresa

Uno de los factores esenciales dentro del funcionamiento de toda organización consiste en contar con la solvencia necesaria para cubrir los gastos de operación: servicios públicos, nómina, arriendos, entre otros.  

Las micro, pequeñas, medianas y grandes empresas, tienen que contar con un plan sólido que les permita mantener sus finanzas sanas.

Sin embargo, en muchos casos, esto no es suficiente, pues hay variables que son difíciles de controlar y hacen que, en un momento determinado, una compañía pase a tener un saldo en rojo, no cuente con la liquidez necesaria y en últimas, se vea obligada a cerrar. Un estudio elaborado por el Centro de Comercio Internacional señaló que un 55% de las empresas pequeñas y medianas en el mundo se ha visto afectada por la crisis del Covid y un 20% revela que temen declararse en bancarrota en el corto plazo.

Aunque sea paradójico, una empresa sólida, con buenos números y una óptima proyección, no está exenta de tener que afrontar este panorama. Para comprobarlo, Jonathan Rodríguez, uno de los líderes del área Comercial de nuestra compañía va a contarte su historia y en un segundo momento, te dará varios consejos que pueden ayudar a tu empresa a estar más preparado para enfrentar problemas de liquidez.   

Jonathan Rodríguez es uno de los líderes del área Comercial de nuestra compañía

Cumplí mi sueño de ser mi propio jefe

Hola, mi nombre es Jonathan Rodríguez, soy líder del área comercial para Chile de esta compañía. Quiero contarte mi historia para dilucidar cuáles son los retos que enfrentamos las personas que deseamos emprender y cuál es la importancia de contar con liquidez en las empresas.

Hace 4 años abrí mi propio negocio. Para lograrlo, tuve que trabajar en 2 lugares al mismo tiempo, en donde ahorré lo suficiente como para sostenerme durante 10 meses.

Cuando logré mi meta, renuncié a los 2 empleos y monté mi propia empresa. Todo empezó muy bien, las ventas no paraban y mi negocio seguía creciendo.

La compañía logró llegar a su punto de equilibrio en tan solo 6 meses y eso nos permitió incrementar la planta de 2 a 13 personas. Todos nosotros hacíamos una gran labor, poniéndole el alma a nuestro negocio. Por cierto, si te interesa conocer consejos sobre cómo mantener el bienestar laboral en tu empresa, puedes leer este artículo.  

Una oportunidad que me permitiría seguir creciendo

Después de 1 año de trabajar muy duro, se presentó la oportunidad que todo pequeño empresario desea: trabajar con una multinacional.

Para iniciar todo, nos exigían el 30% del valor total del contrato. ($100K USD). Me endeudé con familiares y amigos. Vi una oportunidad para seguir creciendo y decidí tomarla.

Justo una semana después de cerrar el negocio, esta compañía cambio sus protocolos internos y las condiciones de pago: de 30 a 90 días.

La necesidad de contar con liquidez comenzó

Toda empresa (grande, mediana o pequeña) en algún momento debe sortear problemas de liquidez.

Esperando que el pago se cumpliera durante 60 días más; decidí vender mi auto, terminar con mis ahorros y seguir endeudándome con mi familia; logrando cubrir la nómina, los arriendos, la materia prima y todo mi equipo.

Al término de los 90 días, el pago llegó. Sin embargo, ya era tarde y decidí recurrir a la banca tradicional para solicitar un préstamo empresarial. Fui a 4 instituciones financieras diferentes y después de 25 días, todas estas entidades; me dieron un NO como respuesta.

Llegó un momento difícil: tener que cerrar mi empresa

En ese momento, me di cuenta de que no tenía a quién recurrir y me vi en la obligación de cerrar mi empresa.

Pese a que parece un caso atípico, mi historia no es la primera ni la única de este tipo; es más, en el mundo, las estadísticas muestran que esta es una realidad. Solo para poner un ejemplo, un estudio desarrollado por la Fundación Ramón Areces y el Instituto Valenciano de Investigaciones Económicas señaló que tan solo antes de la contingencia del Covid, el 30% de las empresas en España ya tenía problemas de liquidez. Este es uno de los factores por los que muchas organizaciones no sobreviven a sus 5 primeros años.

Con la contingencia del Covid, se estima que cerca de 2,7 millones de empresas podrían cerrar en América Latina, lo que puede generar la pérdida de 8,5 millones de empleos, según indicó un informe de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL).

Decidí reinventarme, superar cada reto y seguir hacia adelante

Cuando mi empresa cerró, supe que no iba a sentirme cómodo simplemente rindiéndome, dejando mis sueños atrás y tirando la toalla. Cada experiencia nos ayuda a ser mejores; yo entendí que contar con flujo de caja es vital y que, en muchas ocasiones, las empresas no tienen acceso a un método de financiación que les permita sostenerse.

Por eso decidí que iba a trabajar para que otros emprendedores tuvieran a un aliado que les permitiera solucionar problemas como los que yo tuve. Conté con la fortuna de ingresar a esta compañía y hoy, luego de saldar todas mis deudas, tengo la certeza de que superé los desafíos que se me presentaron.

Ahora que desde mi nuevo rol contacto y busco clientes, sé que puedo asesorarlos y darles una alternativa ideal para que puedan apalancar sus finanzas, pues mi experiencia me permite comprender sus necesidades y entender cuán importante es que las empresas tengan liquidez.

Ten en cuenta estos consejos para evitar tener problemas de liquidez

Ya que escuchaste mi historia, déjame darte 4 tips clave para que evites problemas relacionados con el flujo de caja de tu negocio.

  • Ten siempre un excelente control y manejo de inventarios. Recuerda: tener de más, es malo y tener menos significa estar tambaleándose en el día a día.
  • Optimiza los tiempos en los procesos productivos. Es clave que planees el día a día de tus negocios y que mantengas coordinado a todo el equipo de trabajo en sus labores diarias.
  • Mantén las finanzas y el flujo de caja de forma organizada, teniendo siempre un colchón en caso de emergencia.
  • Apalanca tu flujo de caja por medio de las facturas que emites. En últimas, estos documentos se pueden convertir en dinero a través del factoring digital, que es ofrecido por entidades especializadas como nuestra compañía.

Si te gustó nuestro artículo, recuerda que puedes consultar contenidos con los que puedes saber más de nuestra compañía en nuestras redes sociales y además, tendrás acceso a videos e imágenes interactivas para conocer herramientas y consejos que puedes implementar en tu empresa siguiéndonos en Facebook, Instagram y LinkedIn.

Busca aquí


Close Bitnami banner
Bitnami